Metodología de intervención

Defensa de los Derechos Humanos

 

Partimos de los Derechos Humanos, individuales y colectivos, como marco de referencia y situamos su respeto, protección y garantía como fundamentos y como herramientas de nuestras estrategias e intervenciones.

Este enfoque nos lleva a analizar las causas estructurales que provocan la vulneración de los Derechos Humanos, desigualdades y discriminaciones, en todos los ámbitos.

Conlleva también un debate interno permanente, a través de la participación de los y las titulares de derechos y del fortalecimiento constante de nuestras capacidades como titulares de responsabilidad.

Igualdad de género

Consideramos también que la promoción de la igualdad de género es un elemento transversal que no solo se refleja en los proyectos que llevamos a cabo sino también a nivel interno, con una incorporación progresiva de medidas para garantizar la perspectiva de género en el funcionamiento interno y la estructura orgánica de nuestra entidad.

En este sentido, se ha asumido la transversalidad de género como un reto permanente de nuestra organización, para garantizar que cualquier acción que se planifique -en todas las áreas y todos los niveles- incorpore la perspectiva de género.

Damos también una especial relevancia a que nuestra comunicación (interna y externa) sea inclusiva de género para garantizar un lenguaje no sexista y romper con las imágenes estereotipadas o discriminatorias (micro machismos, etc.).

La promoción de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres está formalmente incorporada a en nuestros Estatutos.

Aprendizaje mutuo y dinámica de mejora continua

Tenemos una inquietud permanente en mejorar nuestra forma de hacer, aprendiendo a partir de nuestra propia experiencia, compartiéndola y contrastándola con otras.

En cada una de nuestras intervenciones, trabajamos de forma colectiva y colaborativa con las personas implicadas para conseguir los objetivos marcados. Consideramos que toda colaboración o cooperación es fuente de aprendizaje, lo que nos hace crecer en capacidades y conocimientos.

Trabajo en red

El trabajo en red constituye el ADN de nuestra identidad y ha sido una apuesta continua desde la creación de RedS. Creemos que entre actores nos debemos complementar con otros agentes para que la suma coordinada de nuestras actuaciones permita obtener mejores resultados.

 

Valoramos la acción conjunta como un valor fundamental y una nota diferencial que puede:

– ampliar la capacidad de acción y de integralidad ante les nuevas necesidades,

– optimizar los recursos,

– compartir prioridades y necesidades de actuación en un sector o en un territorio,

– fomentar la sostenibilidad, la incidencia y los efectos multiplicadores y de proyección de las intervenciones,

– mejorar la interlocución y la representatividad,

– fomentar y potenciar una serie de dinámicas como el diálogo, el consenso y la corresponsabilidad.

Transparencia y democracia

 

Entendemos que este aspecto representa nuestro compromiso como titulares de responsabilidad. La transparencia y la rendición de cuentas son elementos generadores de credibilidad, legitimidad y confianza, necesarios no solo para proyectar una imagen positiva, sino también para fomentar la participación, la optimización y utilización responsable de nuestros recursos.